Todo depende de ti

Las lecciones de la vida se dan en todas partes. Aprovecharlas, o no, depende de uno mismo. No depende ni del exterior, ni de los demás.

Pero lo que es evidente es que en el mundo siempre se están dando todos los aprendizajes que uno necesita para crecer.

RESPONSABILIZARSE DE LA PROPIA VIDA

En la vida se dan todas las lecciones a la vez. Sin embargo, no todo el mundo las aprovecha. Ahora mismo, se están impartiendo lecciones para superar la violencia física; algunas personas las aprovecharán y otras no. Del mismo modo, se están impartiendo lecciones para superar la violencia verbal; algunas personas las aprovecharán y otras no.

Cada uno debe convertir la realidad que vive en conocimiento. Por eso, necesitamos que exista la violencia para poder superarla. Necesitamos el pensamiento agresivo contra el otro, para ir más allá de él. En otras palabras: es necesario que la lección se esté impartiendo para que uno pueda beneficiarse de ella. Por eso, no es la persona que nos agrede quién nos beneficia, sino que somos nosotros quién convertimos la acción en comprensión. Consecuentemente, necesitamos a los demás para que haya relación. Y en la relación convertimos esa fricción en comprensión, en amor, en paz.

Cuando integramos esto, se cumple la idea de que: nadie me beneficia, nadie me perjudica, nadie me daña. Sino que yo me beneficio a mí mismo, convirtiendo la realidad en fuente de conocimiento.

En nuestras manos está aprender las lecciones que la vida nos va dando y que están en todas y en cada una de las partes.

LAS FORMAS SON FINITAS, LAS CATEGORIAS NO

Cuando aprendemos a responsabilizarnos de la propia vida, observaremos que todas las lecciones que necesitamos aprender se van incorporando poco a poco. Si lo pensamos un momento, seguramente algunos hechos que en el pasado nos desestabilizaban, ahora ya no lo hacen. ¿Por qué? Sencillamente porque hemos avanzando en sabiduría, en autoconocimiento.

Y esta es una muy buena noticia, puesto que aunque las formas de los problemas puedan ser infinitas, las categorías de los problemas no lo son.

Hay problemas de amor que pueden tener muchas caras distintas: pueden estar enmascarados por los celos, por la rabia, por la desconfianza… Pero una vez que sabemos amar y tenemos las herramientas para hacerlo correctamente, nunca más tendremos un problema de amor. Nunca más será un problema que nos haga sufrir.

Probablemente, si miramos atrás, habremos solucionado alguna de la categorías que nos perturbaban y, por consiguiente, ahora tenemos más paz interior. Si el número de categorías es finito, eso significa que algún día podremos tener una paz interior imperturbable.

A medida que incrementemos nuestra sabiduría, comprobaremos que la felicidad sí es algo posible y esto rompe la idea errónea de que “la felicidad es un sueño inalcanzable”.

Cuando somos conscientes de que una cosa es la forma de los problemas y otra es la categoría, nos daremos cuenta que a medida que abordemos categorías de problemas, estos dejarán de serlo. Y que, por lo tanto, estaremos más cerca de ser la esencia que somos, de la felicidad y la paz imperturbables. Mientras eso no ocurre, ¡seguimos aprendiendo!

En realidad, un problema solo es una indicación de dónde nos falta sabiduría, pues es algo que todavía no sabemos gestionar. Por eso, cuando estamos ante algo que nos despierte miedo o inseguridad, merece la pena preguntarnos: ¿qué lección debo aprender para abordarlo con seguridad, con paz…? Una vez la hayamos aprendido, ese tipo problemas desaparecerá de nuestra vida igual que las sumas y las multiplicaciones dejaron de ser difíciles cuando aprendimos a sumar y a multiplicar. Pero eso solo depende de nosotros mismos.

NADIE PUEDE APRENDER POR TI

Nadie puede aprender por ti. Nadie puede pensar por ti. Y, por lo tanto, tú tampoco puedes hacerlo por nadie.

Esto sitúa el foco del trabajo en uno mismo. En realidad, el otro siempre hace de maestro si estamos dispuestos a aprender. De ahí proviene la idea de que, cuando el alumno/a está preparado, el maestro/a aparece.

Creer, en cambio, que la culpa siempre es del otro solo nos daña. Cuando una persona nos toca una llaga de nuestra ignorancia, es decir, un tema o una categoría pendiente por resolver, el dolor no lo produce el dedo que lo toca sino la llaga. Por este motivo, conviene empezar a responsabilizarse de la propia vida y asumir las lecciones que sí nos corresponden.

EMPEZAR A SUPERAR CATEGORÍAS DE PROBLEMAS

Cuando empecemos a entender aquello que más nos hace sufrir, el cambio será inevitable. Sin duda, tendremos más paz para afrontar las situaciones que nos vaya presentando la Vida y eso es fundamental, puesto que las situaciones aparecerán, al margen de que lo queramos o no.

Publicado por

Daniel Gabarró

Mi nombre es Daniel Gabarró Berbegal y mi oficio es inspirar, acompañar y transformar conscientemente personas, empresas y organizaciones. Me dedico a iluminar la realidad y crear mapas para indicar los caminos transitables para llegar lo más lejos posible como sociedad, como empresas y como personas individuales. Algunas persones me definen como Sherpa ya que les muestro el camino y las acompaño durante el trayecto, otras me definen como filósofo práctico, pensador, asesor e, incluso, como intelectual puesto que hago inteligible la realidad sin simplificarla. En cualquier caso, camino al lado de las personas y organizaciones a las que ayudo. Imparto formaciones para empresas, administraciones y organizaciones que quieren adaptarse al nuevo paradigma: los viejos tiempos no volverán y es imprescindible abrirse a la nueva realidad que ahora se está imponiendo. También imparto cursos para personas interesadas en su crecimiento personal y despertar espiritual, en la línea de Antonio Blay y Anthony de Mello. Profesionalmente soy empresario, escritor, conferenciante, formador, diplomado en dirección y organización de empresas, maestro, psicopedagogo, licenciado en humanidades, diplomado en dirección y organización de empresas, experto en PNL y ex-profesor de la Universitat Ramon Llull y de la Universitat de Lleida. Colaboro habitualmente en diversos medios de comunicación como "L'ofici de viure" de Catalunya Ràdio, que ofrece herramientas emocionales para la vida diaria. He publicado algunos materiales sobre temas diversos: espiritualidad y empresa, técnicas de estudio, didáctica, evolución moral, igualdad y masculinidad, fracaso escolar... Estoy aquí a vuestra total disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.