6 errores a evitar en tu crecimiento personal

Cualquier camino de autoconocimiento hacia una vida en plenitud tiene una serie de pasos. No seguirlos, es como dar vueltas en círculos por el desierto.

Pero, al mismo tiempo, también debemos estar atentos a los peligros que puedan aparecer. Muchas personas han caído en estos errores y, por ello, no avanzan al ritmo que desearían.

¿Los conocemos?

PELIGRO 1: Ignorar las etapas del proceso y su orden

El primer gran peligro es ignorar los pasos que constituyen un proceso de autoconocimiento y su orden.

Empezar un camino interior, por ejemplo, sin haber comprobado que no mandamos en nuestra vida tanto como creíamos o sin herramientas de autoobservación para hacer un diagnóstico sobre una base real, es sinónimo de fracaso y nos llevará a estar atrapados siempre en el mismo lugar.

Lamentablemente, les ocurre a muchas personas que llevan años haciendo meditación, yoga o cursos: no se han movido ni un milímetro.

PELIGRO 2: Querer tener razón

En la vida, es indiferente tener o no tener la razón. Lo que importa es descubrir la verdad, cada vez, de forma más profunda. Así, nos embarcaremos en un camino de autoconocimiento, no para tener razón, sino para descubrir quiénes somos.

Por otro lado, debemos estar abiertos a aprender, pero evitando las dependencias o divinizaciones de quien nos enseña. Eso significa, a su vez, renunciar a luchar para tener razón y, en cambio, verificar y comprobar si lo que se nos ofrece es cierto o no.

Un/a maestro/a puede darnos información, pero seremos nosotros quienes la convirtamos en conocimiento. Por lo tanto, tenemos que huir de enseñanzas donde haya demasiada «veneración» por la persona que hace de maestro/a, porque a menudo acaban degenerando en dependencia y terminamos olvidando que somos nosotros quienes nos responsabilizamos de nuestro propio crecimiento interior.

PELIGRO 3: No implicarse

Muchas personas se pasan la vida probando diferentes caminos, pero sin implicarse seriamente en ninguno. Consecuentemente, no consiguen profundizar nunca. Dicen buscar, pero no desean encontrar.

Cuando encontremos un camino, un curso, una práctica, una filosofía o similar que nos conecte con nuestra esencia, lo más sabio es implicarnos para recorrer el camino hasta el final.

A menudo, muchas personas se demoran y cambian de camino continuamente porque, en realidad, no quieren saber la verdad, no quieren tener problemas. Y esto es imposible: los problemas aparecen porque no los sabemos gestionar, porque no tenemos suficiente sabiduría. Pero es realmente el trabajo lo que nos ayuda a superarlos. No hacemos el trabajo interior para evitar los problemas, sino para descubrir su origen, para descubrir la verdad.

PELIGRO 4: Teoría en lugar de recursos concretos

El trabajo interior tiene que ofrecernos herramientas para verificar nuestras ideas erróneas y hacerlas caer, cuando estas nos hacen sufrir. Pero nunca nos tiene que imponer la verdad.

Las herramientas son recursos prácticos y objetivos que nos permiten avanzar en nuestro crecimiento personal. Sin ellas, lo único que conseguimos es llenarnos de teoría, sin ningún resultado práctico y comprobable en nuestra vida.

PELIGRO 5: Confundir el vehículo con la verdad

El propósito del trabajo interior es descubrirnos y expresarnos; es aprender a ser feliz, a querernos y a mantener una paz interior invulnerable.

La forma cómo lleguemos a ese propósito no es relevante y puede ser diferente según el camino que se escoja. Hay diversos caminos, pero lo que realmente importa es que nos conduzca a nuestra esencia. Escojamos caminos que nos lleguen al corazón, que encajen con nuestra forma de ser.

PELIGRO 6: Caer en caminos mágicos

Vivir con plenitud siempre ha sido un propósito humano.

Sin embargo, en este momento, hay cientos de falsas terapias y de propuestas que se ofertan como soluciones mágicas y que se basan en “realidades intangibles” que te exigen una fe ciega. Te ruego que pongas en cuarentena todas estas afirmaciones, ya que la gran mayoría de ellas no aportan nada útil. Solo te hacen perder el tiempo y el dinero.

¿Y AHORA QUÉ?

Te animo, pues, a transitar caminos de autoconocimiento sólidos y evidentes, alejados de afirmaciones mágicas, por más tentadoras que estas parezcan. Si algo no es sólido y real, tampoco puede ofrecerte ninguna ayuda verídica. Lógico, ¿verdad?

También puedes echar un ojo a Aula Interior (www.aulainterior.com): un curso profundo de autoconocimiento de un año entero para quienes quieren una transformación profunda y real. Se puede hacer presencialmente en Madrid, Barcelona y Lleida o en versión online.

El primer módulo online es gratuito. Pruébalo, seguro que te inspira.

En todo caso recuerda: lo más importante de tu vida eres tú.

Dedícate tiempo a conocerte.

2 comentarios sobre “6 errores a evitar en tu crecimiento personal”

    1. ¡Hola Pilar! Cuando hablo de espiritualidad me refiero a todo aquello que me lleva a descubrir quién soy en realidad. Por lo tanto, muchas cosas que están dentro de las religiones tradicionales no son, desde esta perspectiva, espirituales.

      Y, por otra parte, muchas cosas que nos llevan a descubrirnos no se dan obligatoriamente dentro de ninguna religión.

      Ya ves: no me refiero a lo creemos (creencias religiosas) sino a lo que verdaderamente nos lleva a nuestro autoconocimiento, a descubrir quiénes somos y vivir desde ahí. Creer no sirve de nada, verificar y descubrir quién soy es lo esencial: ese es el camino espiritual.

      Bueno, espero que te haya contestado.

      Un abrazo, ¡sé feliz, regresa a tu esencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *