03. Cómo ser invulnerable a la crítica y a la vergüenza

………..

Durante bastante tiempo, hubo en Catalunya una campaña publicitaria llamada “Oberta-ment” (que en castellano puede traducirse como abierta-mente).

En esta campaña se invitaba a personas famosas que hubieran tenido problemas psiquiátricos, a decirlo abiertamente.

La campaña, en mi opinión, no tuvo mucho éxito. Quizá porque no hubo demasiadas personas famosas, quizá porque las que hubieron no eran suficientemente famosas…

Muchas personas que han tenido problemas psiquiátricos sienten vergüenza. Se sienten vulnerables a la crítica y a la vergüenza. Hoy hablamos de esto: de cómo ser invulnerables a la crítica y a la vergüenza.

Porque no es verdad que no haya personas conocidas y populares que no hayan tenido problemas psiquiátricos. De hecho, se estima que al menos una cuarta parte de la población los ha tenido o los tendrá a lo largo de su vida.

Yo mismo tuve depresión hace algunos años, por lo tanto conozco el tema. Y puedo decirte que hay una línea muy fina entre la salud y la enfermedad.

Merece la pena que demos testimonio de esto para acabar con este sentimiento de vulnerabilidad.

Si quieres conocer más sobre este tema, dale al play

………..

SUSCRÍBETE A MI PODCAST

       

O copia esta dirección en tu aplicación RSS favorita:

https://blog.danielgabarro.com/feed/podcast

………..

¡GRACIAS POR ESTAR AQUÍ!

Muchas gracias por acompañarme en este capítulo. Si te ha gustado, por favor, compártelo en tus redes sociales utilizando los botones que tienes a continuación.

Si además quieres proponer un tema para que lo trate en un episodio futuro, escríbeme en los comentarios del final de esta página, o contacta conmigo.

Publicado por

Daniel Gabarró

Mi tarea es transformar positivamente las organizaciones y la vida de las personas. Inspiro y acompaño.

3 comentarios sobre “03. Cómo ser invulnerable a la crítica y a la vergüenza”

  1. Muchas gracias, como siempre sabes llegar a lo esencial,hace 7 años que hice el curso y no encuentro nada igual aunque si parecido, gracias por existir y que me haya encontrado en tu camino, en el que estoy .Feliz Año lleno de Amor y crecimiento.Saludos , abrazo. Gracias.

  2. Y yo te pregunto, ¿Y si la persona que piensa que es malo algo, digamos por ejemplo, un jefe que tiene que contratarte, que rechaza a los gays y tiene que selecionarte siendo gay para un puesto de trabajo? ¿Tampoco nos tiene que importar lo que piense? O ¿un juez que tiene prejuicios sobre un acusado por delitos sexuales? ¿Tampoco?

    1. Ángel, gracias por tu pregunta.

      Mira, tal como lo veo, no tiene que importarnos lo que piensen los demás. No podemos evitar que lo piensen.

      Yo debo concentrarme en lo que yo pienso y hago.

      Pero si alguien me va discriminar por mostrarme, puedo mentir con total conciencia (otro día haré un post explicando que la sinceridad está sobre-valorada, tal como ya explico en mi libro «21 creencias que nos amargan la vida») y procuraré actuar de forma que sus prejuicios no me perjudiquen. Naturalmente, si vulnera la legalidad lo denunciaré, pero manteniendo mi paz interior y sabiendo que lo que la otra persona piense solo puede pensarlo ella.

      Del mismo modo, actuaré con la máxima sabiduría ante un juez con prejuicios.

      Pero lo importante no serán los demás (no puedo evitar lo que ellos/as piensen), sino lo que yo piense, sienta y haga. Sí soy responsable de mi interior, pero no de los demás.

      Igual no muestro algo al exterior, pero nunca me mentiré a mismo. Nunca me avergonzaré de mí mismo. Lo mostraré siempre que no me ponga en peligro. Y, al no mentirme, seré invulnerable a la mirada ajena.

      Fíjate que si lo hago al revés, si me preocupo por la discrimación del jefe o del juez y si me oculto con vergüenza (en lugar de mostrarme sinceramente, aunque sea ante mí mismo)… ¡eso no me ayuda!

      Si debo actuar, actuaré. Pero no me quedaré los problemas que no sean míos. Y nunca me mentiré. Me mostraré cuando no sea peligroso, pero no me avergonzaré de mí, no me mentiré. Me miraré tal como soy sabiendo que, sea como sea, estoy bien.

      Ojalá te haya contestado mínimamente.

      Un abrazo y gracias por la pregunta, creo que debía profundizar y matizar lo dicho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.