¿Qué significa amar? Una definición más allá del sentimentalismo

Mientras no descubras el verdadero significado del amor, tu vida se llenará de dolor. Mientras ignores su significado, cuanto más creas amar más te alejarás del amor.

Cuando no conocemos el significado real algo, erramos y eso implica dolor. Por eso es tan importante descubrir el verdadero significado de las palabras. No porque sean palabras, sino porque guían nuestra conducta: actúo tal como comprendo el mundo.

Y tú, ¿te animas a descubrir el verdadero significado del amor?

JUZGAR POR LOS RESULTADOS

A menudo me preguntan “¿Cómo saber si voy en la dirección correcta? ¿cómo saber que no voy errando?” La respuesta es muy sencilla: observa los resultados que estás obteniendo.

Nuestra acción siempre genera resultados: internos y externos. Observarlos nos dirá si nuestra acción es lo bastante sabia. ¡También en el tema del amor!

Cuando nuestro interior se llena de paz y nuestro alrededor de armonía, querrá decir que estamos en el buen camino. De lo contrario, si aparecerán sufrimientos o dificultades externas, ¡nos estarán diciendo que nos falta sabiduría!

Esto también se aplica al Amor: si sufres, no amas. Puedes tener dependencia, sentimientos intensos, celos… ¡pero no amor! Los resultados hablan por sí mismos.

¿QUÉ SIGNIFICA REALMENTE “AMOR”?

Aunque las películas de Hollywood y las canciones románticas se hayan empeñado en hacernos creer que el amor es un sentimiento, afirmo textualmente que el amor NO es un sentimiento. Eso es solamente un mito, un error y, como todo error, nos llevará a sufrir.

En realidad, amar es tomar la decisión firme de apoyar el máximo bien de quien amamos. Da igual que despierte en mí unas emociones u otras. Lo único que importa, desde la perspectiva del amor, es que haya decidido apoyar su máximo bien.

El amor es, sin lugar a duda, una decisión. Porque a pesar de que pueda sentir algo muy desagradable hacia otra persona, el amor implica seguir buscando el máximo bien para los demás y para mí. Es decir, el amor huye de la mecanicidad de los sentimientos para perseguir, conscientemente, el bien propio y ajeno, al margen de que las emociones y sentimientos que se nos despierten.

Naturalmente, amar no es fácil: requiere entrenamiento y aprendizaje, puesto que tenemos la tendencia a actuar en función de lo que sentimos… ¡pero si actúo desde el miedo, el odio, la rabia o la impotencia seré incapaz de amar! Sí: aprender a amar implica domesticar nuestro interior, ¡todo un aprendizaje!

Además, vivir creyendo que el amor es un sentimiento nos impide ser libres. Nuestra capacidad de amar se ve reducida a lo que sintamos o nos despierte el exterior. Nos convertimos en una hoja llevada por el viento, sin rumbo, sin capacidad de actuar por nuestra propia voluntad: siempre dependiendo de lo que nos despierten, al margen de nuestra voluntad, en nuestro interior.

NADIE PUEDE DARTE AMOR

Si no sabes alemán, no puedes hablarlo. Si no sabes matemáticas, no puedes resolver operaciones. Si no sabes ir en bicicleta, no puedes sostenerte en una. Lógico, ¿verdad?

Pues, si no tienes amor, tampoco puedes compartirlo con los demás. Algunas personas esperan, erróneamente, que los otros les den amor. Pero eso es imposible: solo tú puedes despertar esa capacidad en tu interior. Una vez que la despiertes, no importará cómo sea el exterior: podrás amar incondicionalmente. ¿Y cómo se despierta? Tomando la decisión firme de buscar, siempre, el máximo bien en todo momento y lugar.

Cuando eres capaz de tomar esa decisión, el exterior deja de determinar tu conducta y amas. ¡Eres libre de actuar al margen de tus sentimientos! Entonces descubres que tu interior está lleno de amor y puedes compartirlo con los demás. No les das amor -puesto que el amor surge del interior de cada persona-, pero sí compartes tu amor con el resto del mundo.

Por lo tanto, la idea fundamental es dejar de buscar el amor en el exterior e intentar cultivarlo en el interior. Así podremos convocarlo voluntariamente en nuestras vidas en lugar de estar mendigándolo fuera.

EL AMOR ES UNIVERSAL

También es imprescindible darse cuenta que el amor implica comprender que cada persona siempre hace lo que puede y que no importa quién o qué sea, o incluso cómo actúe, siempre podemos apoyarle para que sea feliz: eso es amor.

Ser capaz de amar al margen de la forma, sabiendo que todas las cosas y todos los seres cumplen una función: eso es amor. Respetar el ritmo de aprendizaje de cada uno y desearle que sea feliz, aunque no comparta su forma de actuar: eso es amor.

Así estamos viviendo el amor universal. Se trata de amar por el mero hecho de amar, de amar al amor mismo, universalmente: al margen de las formas que tomen las personas o las circunstancias.

ALEJARSE DEL SENTIMENTALISMO

Cuanto más seguimos instrucciones equivocadas, peor es el resultado. Eso es lo que ocurre con el amor, pues esperamos que sean otros quienes nos lo den, o esperamos a tener sentimientos agradables para poder amar. Si continuamos partiendo de estas premisas erróneas, nuestra vida se llenará de sufrimiento.

Por esta razón, te animo a verificar que cuando eres capaz de mirar con comprensión hacia los demás, al margen de los sentimientos que despierten en ti, te llenas de paz y amor… ¡y, curiosamente, también tus sentimientos se alinean con el amor!

Te pido que compruebes que, cuando amas de forma universal y cultivas el amor internamente para compartirlo con los demás, tu vida se llena de amor.

Observa cómo, cuando esperas que sean los demás quienes te den amor, el amor puede llegar o no. Al contrario, cuando eres tú quien lo cultiva en tu interior, siempre lo tienes a tu alcance.

El amor, entendido de esta forma, te permite amar a cualquier persona al margen de su color de piel, su religión o sus costumbres, porque les apoyas en su aprendizaje y les deseas que sean felices. En consecuencia, la paz y el amor crecen en ti. Si, en lugar de eso decides rechazarlas, en tu interior habitará el dolor y el sufrimiento.

EN RESUMEN:

Significado erróneo de amor: Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

Significado para una vida más consciente: El amor es la decisión de apoyar mi máximo bien y el de los demás. El amor surge del interior y puede dirigirse a toda persona y circunstancia.

Un comentario en “¿Qué significa amar? Una definición más allá del sentimentalismo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *